Conducta Animal

Sigue las novedades de veterinario a domicilio en facebook
Sigue las novedades de conducta animal en facebook

Visita nº

Conducta animal

Pruebas del espejo y de la marca

Sinopsis: el ser humano lleva muchísimo tiempo intentando diferenciarse totalmente del resto de los animales. Nuestra cultura se caracteriza por su insistencia en aparentar que las personas ni se asemejan ni tienen relación con sus ancestros salvajes. Sin embargo, los científicos llevan años investigando nuestros orígenes para conocer los enigmas que giran en torno a la evolución. Uno de los grandes retos planteados por los investigadores es la forma de demostrar que algunos animales tienen consciencia de su propia existencia, identificándose el autorreconocimiento como una de las características que permite a los humanos sobrevivir en sociedades densamente pobladas. Los tests que se han utilizado hasta ahora para comprobar si un individuo es capaz de reconocerse a sí mismo son la prueba del espejo y la prueba de la marca. Por sí sola, la prueba del espejo puede tener una interpretación subjetiva, pues cuando un chimpancé se ve reflejado en el cristal por primera vez su reacción es muy variable (miedo, excitación, agresividad, curiosidad, etc.) y no permite aseverar sobre su consciencia. Por otra parte, en el vídeo podemos ver que los primates adultos saben bien la finalidad que tiene el espejo: se miran los ojos, descubren los dientes, abren la boca para ver la lengua y la garganta, es decir, inspeccionan su aspecto físico. Por tanto, parece ser que los simios y las personas comparten la capacidad de identificar el cuerpo reflejado en el espejo como propio. Pero para poder llegar a esta conclusión resolutoria es necesaria una confirmación. Aquí es donde entra en juego la prueba de la marca. Este sencillo test consiste en aplicar un poco de maquillaje en la cara del individuo sometido a estudio, de modo que cuando éste se mire al espejo de nuevo sabrá identificar con el dedo la marca de color que determina la existencia de un cambio en la imagen reflejada. Los niños son capaces de señalar el cambio físico que se ha producido en sus rostros a partir de los 2 años. Por su parte, todos los grandes simios (gorilas, bonobos, chimpancés y orangutanes) superan esta prueba. El resto de primates reaccionan ante el espejo como si hubiese otro mono frente a ellos, siendo la agresividad una respuesta muy común.

• Volver a la página anterior

Conducta Animal por F y K | Copyright © 2010 | Te interesa visitar | Tienda VeteNatura | Blog VeteNatura